¿QuÉ preguntas quiere hacernos?

Preguntas

Estamos aquí para ayudarlo los 7 días de la semana y responder dentro de las 24 horas. Además, puede encontrar la mayoría de las respuestas a sus preguntas directamente en la página de preguntas frecuentes.

La traumatología se ocupa de diagnosticar y tratar las lesiones
traumáticas de las extremidades y la columna.
Se pueden lesionar los ligamentos, huesos y articulaciones:
fracturas, esguinces, luxaciones, etc.
Así como músculos y tendones: roturas fibrilares, hematomas,
contusiones, tendinitis, etc.

Para los huesos es importante seguir una dieta equilibrada, es
importante el aporte de VitD y calcio en la dieta tomando lácteos
desnatados y pescado azul. No dude en consultar con un
especialista Nutricionista si tiene más dudas.
Para la correcta salud de sus hueso también es importante realizar
un ejercicio físico moderado de mantenimiento.
Con la edad y en especial las mujeres, debido a cambios
hormonales, vamos perdiendo Densidad mineral ósea y podemos
desarrollar osteopenia o osteoporosis. No dude en consultar con un
especialista Reumatóloga o su Ginecóloga si tiene más duda.

Para el cartílago que recubre las articulaciones es importante seguir
una dieta equilibrada en proteínas, vitaminas y minerales, teniendo una
atención especial en aquellos alimentos que favorecen la nutrición del
tejido articular., controlar el peso (el exceso de peso hace que las
articulaciones tengan que trabajar con mayor fricción favoreciendo
el desgaste) , así como realizar un ejercicio físico moderado de
mantenimiento.
No dude en consultar con un especialista Nutricionista si tiene más
dudas.

Para cuidar nuestra salud es imprescindible realizar ejercicio físico.
Hay que tener en cuenta que para las articulaciones y sobretodo las
articulaciones de carga (las que soportan el peso de nuestro
cuerpo) las actividades que tienen impacto y cizallamiento (correr,
jugar al paddel o tenis, jugar a fútbol, …) son mucho más exigentes,
por lo tanto las podremos practicar si tenemos una buena forma
física, un correcto peso y entrenamiento físico previo.
Más aconsejables son las actividad físicas de cadena cinética
cerrada (donde no despegamos el pie del suelo) como la helíptica,
la bicicleta, la natación, el yoga o el Pilates.
Cada persona es un mundo por lo que no dude en pedir consejo
personalizado.